Logotipo de la Presidencia Francesa del Consejo de la Unión Europea - ue2008.fr

Get Adobe Flash player

Comisión Europea

Comisión Europea (Bruselas), © MAEE, F. de La Mure Comisión Europea (Bruselas) © MAEE, F. de La Mure

La Comisión Europea fue creada por los tratados fundadores. La Comisión es la institución garante del interés colectivo europeo. Su función es representar y defender los intereses de la Unión Europea en su conjunto.

¿Cuáles son las atribuciones de la Comisión Europea?

Propuesta legislativa: la Comisión dispone de un derecho de iniciativa que le permite elaborar propuestas sobre los temas del Tratado. Este poder de iniciativa es exclusivo en el campo comunitario y se comparte con los Estados miembros en los campos de la política exterior y de la seguridad común, así como en algunos temas relativos a la justicia y a los asuntos interiores. Además, el Consejo de la Unión Europea y el Parlamento Europeo pueden invitar a la Comisión a elaborar propuestas si lo consideran necesario.

Ejecución de las políticas y gestión del presupuesto: la Comisión Europea es también el órgano ejecutivo de la Unión, puesto que es responsable de ejecutar las decisiones del Parlamento y del Consejo de la Unión Europea. Concretamente, cada acto legislativo determina el alcance de las competencias de ejecución conferidas a la Comisión por el Consejo de la Unión Europea. En este contexto, el tratado estipula que la Comisión sea asistida por un comité, según un procedimiento de "comitología".

La comitología es un aspecto importante del funcionamiento de las instituciones europeas. La Comisión consulta a expertos integrados en diferentes comités, compuestos por representantes de los Estados miembros para determinar las "medidas de ejecución" de los actos legislativos europeos. Estos comités permiten que la Comisión entable un diálogo con las administraciones nacionales, antes de adoptar las medidas de ejecución. De este modo, la Comisión tiene la garantía de que dichas medidas se adapten lo mejor posible a la realidad de cada país.

Asimismo, la Comisión Europea se encarga de la gestión diaria de la Unión Europea, es decir, de la aplicación de las políticas comunes y de los programas comunitarios. Es la Comisión la que otorga los créditos asignados por el presupuesto.

Control del respeto del derecho comunitario: la Comisión Europea es el "guardián de los tratados"; lo que significa que, con el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, debe velar por la correcta aplicación de la legislación de la UE en todos los Estados miembros. Si comprueba que un país de la UE no aplica una disposición legislativa de la Unión, la Comisión Europea pone en marcha un procedimiento jurídico llamado "procedimiento de infracción", que consiste en enviar una carta oficial al gobierno del Estado miembro, en la que se exponen los motivos por los que la Comisión considera que el país infringe la normativa comunitaria y se establece un plazo para que el gobierno envíe a la Comisión una respuesta detallada. Si este procedimiento no permite solucionar el problema, la Comisión remite el asunto al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, que tiene capacidad para imponer sanciones. Las sentencias del Tribunal son compulsivas para los Estados miembros y las demás instituciones de la UE.

Negociación de los acuerdos internacionales: por mandato de los Estados miembros, la Comisión Europea lleva a cabo negociaciones internacionales en campos tan importantes como el comercio (negociaciones en la Organización Mundial del Comercio) o la ayuda al desarrollo (el Acuerdo de Cotonú, que establece los términos de la cooperación en materia de ayuda al desarrollo y de comercio entre la Unión Europea y los países de África, el Caribe y el Pacífico).

¿Cómo funciona la Comisión Europea?

Dirige la Comisión Europea un colegio de veintisiete "comisarios", originarios de cada uno de los Estados miembros, nombrados para administrar la institución y tomar las decisiones conjuntamente. Durante las reuniones de la Comisión, cada punto del orden del día es presentado por el Comisario encargado del área correspondiente, y el Colegio toma las decisiones asumiendo la responsabilidad de forma colectiva (principio de "colegialidad"). Frecuentemente, los comisarios ocuparon anteriormente cargos políticos relevantes en sus países de origen, pero en su calidad de miembros de la Comisión Europea tienen la obligación de actuar en pro del interés de la Unión Europea en su conjunto, y no del interés de sus respectivos países.

Cada cinco años se designa una nueva Comisión, según un procedimiento en el que participan los Estados miembros y el Parlamento Europeo. Los gobiernos de los Estados miembros se ponen de acuerdo en el nombre del Presidente de la Comisión Europea, que deberá ser aprobado luego por el Parlamento Europeo. El Presidente selecciona a los otros miembros de la Comisión en concertación con los gobiernos de los Estados miembros. El presidente y los otros miembros de la Comisión así designados se someten, en su configuración de colegio, a un voto de aprobación del Parlamento Europeo. El mandato de la Comisión actual finaliza el 31 de octubre de 2009. Su Presidente es José Manuel Barroso.

La Comisión Europea es responsable de su gestión ante el Parlamento Europeo, que puede pedir la dimisión de toda la comisión, mediante la aprobación de una moción de censura.

  • Última actualización: 24.09.2008
  • Aumentar el tamaño del texto
  • Reducir el tamaño del texto
  • Imprimir
  • Descargar la página en PDF
  • Recomendar esta página
PFUE-TVPFUE-TV

Las cumbres de la Presidencia

La Presidencia
en las lenguas de la Unión Europea